SOS: Cómo ayuda a controlar mis crisis de pánico y angustia

| 0

A lo largo y ancho de todo el territorio chileno diversos grupos de  estudiantes, organizaciones sindicales y civiles, gente de bien y otra no tanto, se han manifestado.

 

Con sus cacerolas y pitos los manifestantes lanzan día a día consignas a favor de la población estudiantil, de los abuelos, de los enfermos de los trabajadores, etc. 

 

Ya es cotidiano.

 

Al igual que las quemas de neumáticos, los asaltos a supermercados, a tiendas y guarniciones militares, el caos le está ganado la batalla a la paz.

 

Hoy día es una angustia salir a hacer sus trámites y volver cuanto antes a casa. Con pánico enviamos a nuestros hijos al colegio, a nuestras parejas a su trabajo. Nos despedimos por la mañana como si fuera la última vez que nos fuéramos a ver.

 

Esto hace rato dejó de ser una discusión política de izquierda o derecha, solo es una lucha de un pueblo entero que pelea por que se cansó de que les vieran la cara de tontos. De que se rieran o les robaran en sus propias narices

 

Debo confesar que incluso duermo con un bate al lado de mi cama.

 

De eso hoy día llevamos casi 40 jornadas iguales.

 

Necesito tomar algo como…  Para que me calme, para poder dormir, para poder vivir. 

 

Hace unos días estoy probando SOS, que son pastillas de emergencia, tanto para relajarme como para lograr dormir al menos 6 horas de corrido.

Una de las cosas que me preocupaba era andar dopado como zombie : la verdad es que no, no me pasa eso. SOS están hechas de medicamentos naturales, así que no provocan dependencia ni tampoco te dejan borrado.

 

Por ejemplo, cuando el caos se apodera de Providencia, y ya veo lo difícil que será salir de la oficina, cruzar Santiago y la lucha que será tomar locomoción a mi casa, tomo SOS Salvation, lo que siento es muy extraño de explicar, y es que ¡me calmo! yo veo como la mayoría de las personas anda violenta, responde mal, y yo no, yo ando con el ánimo arriba, no siento esa sensación de ahogo, de ganas de llorar, de desesperación, yo logro estar tranquilo, logro estar en equilibrio.

 

La forma de tomar es tan fácil como ponerla debajo de mi lengua, y la voy deshaciendo poco a poco, en 10 a 15 minutos yo soy otro hombre, yo soy un hombre que tiene control de su ánimo, que sigue estando en estado de alerta, pero tranquilo, sin angustia, es realmente maravilloso.

 

A mi esposa le compré las SOS Rescue, que son más suaves que las SOS Salvation, porque entiendo que ella quiere ir probando primero los resultados, es muy reacia a tomar medicamentos, pero ha entendido que estos no son precisamente medicamentos, sino que son un ayuda para los tiempos de crisis y caos que vivimos. Por lo que me ha dicho ella, le ayuda a concentrarse, porque estando en pleno Plaza Italia trabajando es bien duro lograr realizar las tareas cotidianas sin estar pegado a la ventana viendo cuando llegará la turba o los balines.

Podemos decir que SÍ, las SOS Rescue y Salvation nos han ayudado mucho, cada uno con su necesidad, lo mejor es que no somos dependientes de estar tomándolas todo el día todos los días, simplemente son un apoyo y una ayuda para cuando de verdad ya no damos más.