Turnera Difussa para vivir mas feliz

| 0

Mi padre tiene 80 años de edad y de no ser porque un problema de cadera lo tiene con el freno de mano para andar, no se notaría su edad.

 

Todos los días se levanta a las 10 am (ya sé de dónde heredé esa hora de iniciar el día) y lo primero que hace es pasar a la cocina para ver que encuentra para el desayuno. Es gracioso porque pienso que en su mente hay un enano que le promete que en el refrigerador a la mañana siguiente va a encontrar algo delicioso.

 

Lo digo, por la cara de sorpresa con la que abre el refrigerador todos los días, y luego su cara de frustración.

 

Salvo por un café con leche con la cual se toma 2 cápsulas de Turnera Difussa y muchas veces un plátano eso es todo lo que comerá en casa.

 

Tipo 12 del mediodía pasa a tomarse un cafecito con una masita dulce cerca de su casa y aprovecha para copuchar un poco con unos amigos del barrio.

 

Ahí puede pasar de 1 a 3 horas , tiempo el cual su organismo le dio la señal de hambre de almuerzo.

 

Tiene la particularidad de no haber perdido el apetito abundante por lo que por lo general busca siempre un restaurante que haya probado antes para asegurar ese cometido de porciones bien generosas. Mi viejo tiene otra adicción. La Coca Cola. Por lo general y por lo que yo mismo he visto almuerza mínimo con 2 bebidas y si el día lo amerita hasta 4.

 

Digamos que sale a las 4 pm directo a donde su otro grupo de amigos a conversar de política y a tratar de arreglar el país. De lunes a jueves repite la dosis de la mañana. Café con leche y masita dulce. El día viernes se toman unas cervezas mientras discuten acerca de los candidatos.

 

Juntos con su grupo de amigos ve caer la noche y llega la hora de volver a casa.

 

Ya en casa solo repite el café negro con otras 2 cápsulas de Tuernera Difussa.

 

Gracias a la Turnera Difussa mi viejo jamás ha sufrido de diabetes pese a sus desórdenes en la comida. Ese es su secreto.

Dejar una opinión